Ideas para hacer con niños pequeños durante la cuarentena por el coronavirus

La actividad con niños encerrados en casa por coronavirus es diferente según las edades. Si tenéis hijos en primaria, secundaria o más, seguro que tienen un montón de tareas para hacer. Pero ¿qué podemos hacer para que sea más para nuestros bebés y niños pequeños?

Los bebés muy pequeños no echan de menos salir o entrar, afortunadamente para ellos; mientras estén con su figura de apego, están felices. Para ellos, Pero esas primeras edades tienen momentos evolutivos muy intensos y diferentes, en meses, incluso semanas, aprenden muchísimo y ponen a prueba sus límites una y otra vez.

Así que queremos dejaros algunas actividades con las que podéis hacer más liviano el tiempo que tenemos que pasar en cuarentena y que, además de ser divertidas, cumplen su función pedagógica y de desarrollo.

Ejercicios de estimulación para bebés de 0 a 1 año

El simple hecho de mirar ya es algo fascinante y agotador para el bebé, pero podemos estimularles con caricias, achuchones y movimientos para que vayan conociendo la existencia de su propio cuerpo.

Bebé en el césped

Por ejemplo, tumbado boca arriba, coger las plantas de sus pies y llevarles las rodillas al pecho; o coger sus manos y realizar movimientos en círculo con los brazos; o enseñarle algún juguete o tela de colores (a unos 30 cm de sus ojos) y moverlo de lado a lado para que lo siga con su cabeza.

Y tumbado boca abajo, podemos colocar algunos juguetes delante para que trate de alcanzarlos. Si puede mantenerse sentado, puedes colocar los juguetes entre las piernas para que intente cogerlos con las manos. Y cuando empiece a gatear, puedes poner su juguete favorito sobre una mesa baja, para que intente ponerse de pie y cogerlo. Pero siempre sin forzarle, tiene que poder hacerlo solito.

Actividades divertidas para bebés de 1 a 2 años

La imitación está presente en el ser humano desde que nace, así que colocarte frente a tu peque y poner diferentes caras, pestañear, sacar la lengua, imitar sonidos… será muy divertido para los dos… Y, además, lo puedes hacer casi a cualquier edad.

Escuchar cuentos es uno de los placeres de la infancia; los cuentos forman parte del desarrollo emocional e intelectual de los niños; su representación de arquetipos y comportamientos humanos les ayudan a encontrar soluciones a sus propias situaciones, que a veces no saben verbalizar. En este post recogemos claves de la pedagogía Waldorf para contar cuentos a los niños pequeños.

Y ¿qué decir del arte? La expresión del sentir interno a través de propio cuerpo… En la escuela el arte y la creatividad son fundamentales porque establecen una conexión con el interior del niño: “Quién soy de verdad, no lo pienso: me siento”. La música es una de las maneras de expresar ese interior, seguro que tenemos algún instrumento sencillo en casa, como un xilófono, o unas maracas. Si no, podemos hacerlos, aquí tenéis algunos que se pueden crear con material reciclado.

A nosotras nos gusta mucho también el dibujo libre, sin decirles qué o cómo pintar (sí dónde, en su papel, esto deben saberlo 😊). Si son pequeños para hacer la pinza con los dedos pueden utilizar pintura de dedos y como pincel… lo que de la imaginación manos, cara, cuerpo… Y los más mayores, acuarela o pintura con ceras. Os recomendamos que empleen solo los colores primarios (amarillo, rojo y azul) para que puedan descubrir también la magia de los nuevos colores que nacen al mezclar estos tres.

Ideas para hacer en casa con niños de 3 o más años

Las manualidades son un clásico para desarrollar la agilidad de dedos y, por tanto, de pensamiento. Os recomendamos fabricar un cordón simple, el clásico, con los que son más pequeños, alrededor de los 3 años. Solo necesitareis lana gruesa, mejor de dos colores para que quede más vistoso. Aquí tenéis un tutorial sencillo. Y para los que tienen sobre 5 años, tejer con los dedos, con esa misma lana gruesa o con trapillo; aquí os dejamos otro tutorial que lo explica muy bien.

Si nos gusta la cocina, en este post tenéis la receta del pan que hacemos en Allegra, que además de salirnos muy rico nos da un ratito de juego. Cualquier bebé que pueda mantenerse sentado puede disfrutar en la cocina (8, 9, 10 meses). Y quien dice pan… dice bizcochos, galletas… Los niños y la cocina no están reñidos y tomando algunas precauciones, pueden participar en tareas de diferente complejidad: batir huevos, pelar champiñones, lavar el arroz antes de hervirlo…

Si algo caracteriza a la infancia es su energía casi sin límites, por eso incluimos en este post actividades de movimiento en casa. Seguramente habréis buscado ya algunas, pero como toda ayuda viene bien, os dejamos este vídeo de una clase de yoga para niños con las posturas de animales y para todas las edades, como se suele decir. ¡Lo encontrarán muy divertido!

¿Qué tareas domésticas pueden hacer los niños pequeños?

A veces pensamos que son pequeños para ayudarnos con las tareas domésticas cuando lo genial de hacerles partícipes es que podemos convertirla también en juego y que potenciamos su autonomía y la sensación de que ellos también colaboran, haciéndoles partícipes del trabajo en equipo que hacemos en nuestros hogares.

  • Guardar los juguetes en su sito después de jugar (esto debemos pedírselo siempre, porque, además, marca cambios en las rutinas, algo muy importante en edades tempranas.
  • Limpiar su mesita y sus muebles, por ejemplo, con agua y un trapito.
  • Hacer su cama.
  • Poner la mesa.
  • Regar las plantas.
  • Limpiar y guardar bien los platos
  • Ordenar los cubiertos
  • Doblar la ropa sencilla
  • Guardar su ropa en su sitio. Si son muy pequeños, sus calcetines o ropa interior, por ejemplo.
  • Ayudar a recoger el lavavajillas.
  • Ayudar a pasar la aspiradora
  • Barrer, podemos ayudarles a meter lo barrido en el recogedor.

Esperamos que os sea útil este post 😊 Y si tienes actividades que les encanten a tus hijos y que quieras compartir con nosotras ¡cuéntanos!

 

Add your thoughts

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *