La Fiesta de la Liebre de Pascua en nuestra Escuela Libre Allegra

La primavera se ha ido abriendo paso y las abundantes lluvias de estas semanas prometen una primavera explosiva. Los brotes se ven por todas partes en el jardín de nuestra guardería.

La fiesta que marca el inicio de esta explosión de vida en el jardín es la liebre, que a los niños les gusta mucho, pues está llena de color y alegría. Esta fiesta está acompañada de un bonito y sabio cuento en el que la protagonista es una pequeña liebre. En Allegra, los niños viven a diario

experiencias con nuestros tres compañeros Pizquito, Estrellita y Blanquita, primos de nuestra protagonista.

Durante la fiesta de la liebre de Pascua trabajamos con varios elementos pedagógicos que nos permiten vivir la fiesta de manera completa (no sólo recoger los huevos de chocolate):

  • Teatrillo de la liebre de Pascua. Con uno de los cuentos de la editorial Rudolf Steiner realizamos un precioso teatrillo en el que contamos a los niños la historia de la verdadera liebre de Pascua. No importa que tengan un año, dos o tres, todos se muestran entusiasmados con el relato. Los teatrillos son fantásticos para desarrollar la creatividad del niño y su capacidad para resolver problemas y afrontar temores.

 

  • Pintar los huevos de Pascua. Una actividad tan sencilla a los ojos de un adulto se convierte en todo un reto de física para los pequeños: Primero… soplar. Después… lavar… Con esta actividad, aprenden numerosos conceptos sin tener que explicárselos, como la gravedad o la presión. Y favorecemos el esfuerzo, la concentración y la creatividad. Si aún no habéis pintado los vuestros, aquí tenéis un post con algunos consejos.

  • Sembrar el jardín para la liebrecita. Lo hacemos entre maestras y niños, fomentando así el trabajo en equipo. Llenamos los cuencos tierra y semillas, y los vamos regando y cuidando hasta que crecen bellos y frondosos. Durante tres semanas, los niños viven un proceso de crecimiento real, todos los días llegan al colegio impacientes por ver cómo está la hierba de su platito. ¡Esto sí que es una buena estimulación sensorial!

 

  • Buscar los huevos que la liebre ha dejado supone la guinda de esta celebración. Con sus cestas en el brazo. ¡No dejan un palmo del jardín del colegio sin revisar!

El inicio de esta estación es también un buen momento para realizar tareas al aire libre en la escuela con los niños, como remover la tierra del jardín, limpiar la conejera, hacer semilleros o recolectar alguna flor… ¡feliz primavera!

Add your thoughts

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *